6 técnicas de motivación laboral

Motivar empleados – 6 técnicas de motivación laboral

Cómo motivar empleados en tiendas y hostelería

 

  1. Motivar empleados cuidando muy bien el onboarding, es decir el periodo de contratación y de incorporación. Muchos empleados pierdan la poca motivación que traían en cuanto ven que les ponen a vender sin una buena formación; genera inseguridad encontrarse cara a cara con el cliente el día 1 sin una preparación adecuada. Springfield, la famosa tienda de moda, decidió así co-desarrollar con sus equipos un proceso de acogida desde la semana anterior a la incorporación hasta el día 90. Este proceso permitió mejorar la motivación laboral … y disminuir el turnover en tiendas, la rotación no deseada a 3 meses.

 

  1. Motivar empleados dando feedback: en la vorágine del día a día en tiendas y restaurantes, muchos empleados y vendedores no saben qué tal lo están haciendo. No reciben feedback de sus jefes. De hecho, desde CapKelenn, promovemos el feedback tras una auto-evaluación. Pero lo cierto es que muchos jefes nunca dan feedback: “Tal vez podrías mejorar tu forma de saludar al cliente; en tu última venta, vi que no le sonreías. ¿Qué te parece?”

 

  1. Motivar empleados felicitando: “¡Qué buena venta, me ha encantado!” “Enhorabuena María; ¡esta semana has disparado tu ticket medio!”. Viví decenas de casos recientes de jefes, que habían “olvidado” durante 15 o 20 años el poder de la felicitación.

 

  1. Motivar empleados dando sentido a su trabajo. Sentido en el doble significado de dirección y de propósito. Por ello, es clave que los managers mismos entiendan el sentido por ejemplo de una exquisita atención al cliente; en un contexto de omnicanalidad y de volatilidad del consumidor. Motiva al vendedor saber que la sonrisa y actitud que se le exige no es un capricho del jefe sino que una palanca estratégica para anclar la tienda en el viaje omnicanal del cliente, fidelizándole. Muchos managers no proveen de sentido al trabajo y llevan a la desmotivación.

 

  1. Motivar al empleado cuidado su experiencia de empleado. Sirva de ejemplo un jefe de tienda que se había hecho famoso por anticipar los deseos de sus empleados, y en el planning semanal era capaz por ejemplo de otorgar a Juan la tarde en que jugaba su equipo de futbol favorito, o a Patricia el primer domingo de cada mes, en que tocaba el concierto de su hijo. Por supuesto no siempre es posible otorgar un sábado o domingo libre, pero el empleado valora que a veces se cuide de su ritmo, sus preferencias, incluso sin tener que pedir. Otro momento sensible son los aniversarios de trabajo. Recuerdo cuando Vero, gerente de un McDonald, entró por sorpresa en pleno servicio con un ramo de flores para felicitar los 20 años de servicio de una colaboradora.

 

Ver el video completo del caso McDonalds

 

  1. Motivar al empleado apoyándole a los ojos del cliente. Recuerdo esa escena de un cliente alterado gritándole en una tienda a un vendedor. La jefa de tienda intervino enseguida con mucha asertividad (sin agresividad pero con seriedad) indicando que “no tolero que nadie le falte el respeto al personal de esta tienda!”. Una vez terminada la escena, y comentada, el empleado fue a agradecerle a su jefa el apoyo. También presencié escenas opuestas en las que el empleado estaba abandonado ante la ira del cliente. La motivación, la lealtad y rotación no serán las mismas.

Comentarios

Deja un comentario